Notice: Undefined index: full_width in /home/schdc/public_html/web2019/wp-content/themes/schdctheme/single-event.php on line 23

Notice: Undefined index: full_width in /home/schdc/public_html/web2019/wp-content/themes/schdctheme/single-event.php on line 34

“LEY 21122 QUE MODIFICA EL CÓDIGO DEL TRABAJO EN MATERIA DE CONTRATO DE TRABAJO POR OBRA O FAENA”

El Presidente de la SCHDC, Oscar Aitken encabezó mesa redonda para explicar a los socios en qué consiste esta modificación que rige desde el 1 de enero pasado, y cuáles son los desafíos que esta normativa plantea.

Para llegar a explicar los cambios que implican las modificaciones al contrato por obra o faena, Oscar Aitken presidente de la SCHDC y socio del estudio Carey, realizó una radiografía de cómo estaba el tema antes de la entrada en vigor de la Ley N° 21.122 que modifica la regulación del Código del Trabajo sobre este tipo de contratos, la que comenzó a regir el pasado 1 de enero de 2019.

“No había una definición del contrato por obra o faena, este concepto se usaba a propósito de la causal de terminación del contrato de trabajo, el artículo 159, número 5. Esta falta de definición legal llevó a que algunos empleadores fueran “estirando el elástico” y celebrando contratos sucesivos como era con los dictámenes de la Inspección del Trabajo, donde

tenían personas contratadas bajo esta modalidad para ejecutar una faena tras otra de este mismo proyecto, y eso la Inspección del Trabajo ya antes de la reforma le había empezado a poner coto, porque obviamente como consecuencia de ese contrato, los empleados quedaban privados de su indemnización por año de servicio, del feriado anual y desde luego, del derecho a negociar colectivamente”,Comentó Aitken.

En al primera parte de su exposición el presidente de la SCHDC comentó algunos casos de abusos o situaciones que llevaron a la autoridad a modificar esta normativa, como el de trabajadores que laboraban en la construcción de una carretera, cuyo empleador suscribía diversos contratos sucesivos, proceso que se prolongó por 3 años, o el de una empresa recolectora de residuos que celebraba contratos por obra o faena transitorios amarrados con el contrato de recolección de residuos que tenía firmados con la municipalidad. En ambos casos la Inspección del Trabajo aseguró que no se trataban de obras o faenas transitorias.
“Los principales problemas de estos contratos incluso cuando se hacían correctamente eran por ejemplo, la falta de especificación

de la obra. Antes de la reforma del 2017 los empleados contratados por obra o faena transitoria no podían negociar colectivamente y había muchos proyectos mineros largos y la Inspección del Trabajo y los tribunales no se conformaban con que estas personas que, por ejemplo, fueran contratadas por 4 años, no pudieran negociar colectivamente y se tomaron de la frase “transitoria” e hicieron una distinción que básicamente consiste en si la faena es larga o corta. Dijeron, una obra que dura 4 años no es transitoria, así es que determinó, a través de las objeciones de legalidad, que estos trabajadores sí podían negociar”.

PRINCIPALES MODIFICACIONES

La primera modificación es que la ley incorpora una definición del contrato por obra o faena, el que no existía y solo se determinaba conforme a la normativa contenida en el artículo 159 del Código del Trabajo. Así, se incorpora el artículo 10 bis, en el que se contempla la definición en los siguientes términos:
“El contrato por obra o faena es aquella convención por la que el trabajador se obliga con el respectivo empleador a ejecutar una obra material o intelectual específica y determinada, en su inicio y en su término, cuya vigencia se encuentra circunscrita o limitada a la duración de aquélla. Las diferentes tareas o etapas de una obra o faena no podrán por sí solas ser objeto de dos o más contratos de este tipo en forma sucesiva, caso en el cual se entenderá que el contrato es de plazo indefinido”.
Oscar Aitken alertó la que a su juicio es una confusión que podría generarse con las frases “podrán por sí solas”, y “en forma sucesiva”. “¿qué significa esto de por sí sola?” o ¿qué significa en este caso “en forma sucesiva?” ¿qué califica como sucesivo?, aquí veo que hay un desafío para llegar a comprender si con esta ley quedamos mejor o peor, ya que estos conceptos no quedan realmente claros”, Señaló el abogado.
En la nueva normativa, el legislador ha limitado la cantidad de contratos por obra o faena que se pueden convenir con el trabajador, lo que implica que las etapas de una obra no podrán por sí solas ser objeto de dos o más contratos de forma sucesiva, de lo contrario se entenderá como contrato de plazo indefinido.


Notice: Undefined index: full_width in /home/schdc/public_html/web2019/wp-content/themes/schdctheme/single-event.php on line 40